Los cambios tecnológicos y el empleo6 minutos de lectura

En este momento estás viendo Los cambios tecnológicos y el empleo<span class="wtr-time-wrap after-title"><span class="wtr-time-number">6</span> minutos de lectura</span>

¿Deberíamos prepararnos para un futuro sin empleos? Esta fue la pregunta con la que inició el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) (2019), acerca del futuro del trabajo. Entre las cuestiones que están detrás de esta pregunta podemos resaltar  tres aspectos. Primero, el avance tecnológico. Segundo, el proceso de globalización. Tercero, los cambios demográficos de la población. A continuación, se analizarán las principales posturas sobre la relación entre los cambios tecnológicos y el empleo.

Los cambios tecnológicos y el empleo

Según la OCDE:

 “En las dos o tres últimas décadas el ritmo del progreso tecnológico y la velocidad de difusión ha sido sorprendente. Por ejemplo, mientras que la penetración del teléfono tardó más de siete décadas en pasar de un 10% a un 90% en los hogares de los Estados Unidos, solo demoró unos quince años para los teléfonos móviles y un poco más de 8 años para los teléfonos inteligentes” (pág. 49).

En efecto, cada vez los avances tecnológicos están más presentes en los diferentes ámbitos de los seres humanos. Entre ellos, el trabajo. Ciertamente, los cambios tecnológicos y el empleo están fuertemente relacionados. Como caso típico,  la proliferación de los robots industriales ha cambiado la dinámica laboral. A pesar de que estos han estado presentes desde hace décadas en las fábricas, su incorporación se ha acelerado y se ha extendido más allá de la manufactura. En otras palabras, de acuerdo con la Federación Internacional de Robótica, los pedidos de robots industriales se han quintuplicado entre el 2001 y el 2017. Además, se prevé que la demanda crezca aún más.

Los cambios tecnológicos y el empleo

Efectos de los cambios tecnológicos en el empleo

Ante todo, el progreso tecnológico es algo que ya es parte de la raza humana. En consecuencia, este ha creado grandes beneficios. Tales como, mejoras en el transporte; beneficios en las telecomunicaciones; incremento de la capacidad productiva; descubrimientos en nuevos tratamientos para algunas enfermedades; e incluso, ha permitido al hombre encontrar agua en la luna. Como resultado, las perspectivas para el futuro de la humanidad se han prolongado (National Geographic, 2020).

Sin embargo, también ha condicionado el desarrollo de nuestra raza. Sobre todo, ha puesto limitantes en el desempeño cognitivo de las generaciones que más uso hacen de los dispositivos digitales desde edades tempranas (ver Los ‘nativos digitales’ son los primeros niños con un coeficiente intelectual más bajo que sus padres» Hernandez, 2020).

Asimismo, los cambios tecnológicos y el empleo están relacionados directamente. Es decir, este progreso tecnológico ha eliminado muchos puestos de trabajo. Tal como Keynes (1933, pág. 3), lo había alarmado con su tesis del “desempleo tecnológico” al afirmar que:

“Nuestro descubrimiento de medios para economizar el uso de mano de obra supera el ritmo en que podemos encontrar nuevos usos para la mano de obra” (traducción propia).  

En consecuencia, varios empresarios se han cuestionado sobre la necesidad de tasar la inclusión tecnológica en el mercado laboral  (ver video de Gates, 2017).

¿Automatización de empleos?

Ciertamente, estas preocupaciones han aumentado a raíz de tres factores principales. Primero, el rápido avance de la tecnología de las últimas décadas; segundo, el envejecimiento de la población; y, tercero,  el proceso de globalización que ha hecho que el mundo esté cada vez más interconectado.

Justamente, los investigadores Frey y Osborne (2017), estiman que cerca del 50% de empleos en Estados Unidos corren el riesgo de automatizarse. No obstante, los investigadores Nedelkoska y Quintini (2018),  sugieren que únicamente el 14% de los empleos corren este riesgo.

Los cambios tecnológicos y el empleo
Empleos con más riesgo de automatizarse
Los cambios tecnológicos y el empleo

¿Cuáles son los puestos de trabajo con más riesgo de ser automatizados? A saber, son aquellos que requieren menos habilidades o competencias para su desempeño. Estos se pueden dividir en dos categorías (Nedelkoska & Quintini, 2018, pág. 49):

  • Primero,  están los trabajadores que no requieren grandes cualificaciones o competencias. Por ejemplo, los asistentes de preparación de alimentos; limpiadores y ayudantes.
  • Después, se encuentran los trabajadores con al menos algún entrenamiento; asimismo aquellos que, por lo general, tienen interacción con una maquinaria.  Por ejemplo, los empleos del sector de la manufactura. Tales como,  ensambladores; obreros; conductores; operadores de plantas móviles; empleados en procesamiento industrial; trabajadores agrícolas calificados; operarios de máquinas y metales, etc. 

Sobre todo, estos empleos hacen parte del sector primario o secundario. Únicamente pocos empleos del sector de servicios están en riesgo de automatizarse. Por ejemplo, los servicios postales y de mensajería; servicios de alimentos y bebidas; transporte terrestre; recogida y tratamiento de residuos; y servicios a edificios y paisajes.

Por su parte, los empleos donde los trabajadores requieren mayores competencias son menos propensos a la automatización. Asimismo, empleos con niveles altos de educación y entrenamiento; un alto grado interacción social; creatividad,  resolución de problemas; y cuidado de otras personas (Nedelkoska & Quintini, 2018).

¿Qué dice la historia?

Históricamente los efectos netos del avance tecnológico sobre el empleo han sido positivos.  La tecnología tiene la capacidad de eliminar puestos de trabajo. No obstante, también abre la puerta a nuevas oportunidades de empleo en áreas que antes no han sido exploradas. En efecto, muchas de estas áreas son nuevas. Por lo tanto, es necesario que  los seres humanos estemos preparados para desarrollarlas. Para profundizar en este tema, ver el texto Technological unemployment. A brief history of an idea. 

En resumen, los empleos del futuro dependerán en gran medida de las habilidades y competencias requeridas para su desarrollo. Igualmente, serán importantes nuestras capacidades como seres humanos. Entre ellas, socializar, adaptarnos y   mejorar constantemente. Todo esto para no quedarnos obsoletos.


Quizás también podría interesarte algunos resultados preliminares de la investigación acerca del futuro del trabajo en México realizado por la División de Investigación de México.

Referencias

Campa, R. (2018). Technological unemployment. A brief history of an idea. Orbis Idearum, 57-79. Obtenido de https://www.researchgate.net/publication/314187966_Technological_Unemployment_A_Brief_History_of_an_Idea

Frey, C., & Osborne, M. (2017). The future of employment: How susceptible are jobs to computerisation. Obtenido de http://dx.doi.org/10.1016/J.TECHFORE.2016.08.019.

Gates, B. (2017). We should tax the robot that takes your job – YouTube. Obtenido de https://www.youtube.com/watch?v=nccryZOcrUg

Hernandez, I. (2020). «Los ‘nativos digitales’ son los primeros niños con un coeficiente intelectual más bajo que sus padres». Obtenido de BBC News | Mundo: https://www.bbc.com/mundo/noticias-54554333?fbclid=IwAR3FCX3LGVdcZmoFPGx_IXtuynMfnWXLsZuoHhYxWhb2tQ2vRy_ArcBxbOU

Keynes, J. M. (1933). Economic possibilities for our grandchildren (1930). Essays in persuasion., 358–373.

National Geographic. (2020). La NASA confirma que en la Luna hay más agua de la que se creía. Obtenido de https://www.nationalgeographic.com.es/ciencia/nasa-confirma-que-luna-hay-mas-agua-que-se-creia_16044

Nedelkoska, L., & Quintini, G. (2018). Automation, skills use and training. Obtenido de OECD Social, Employment and Migration Working Papers: https://www.oecd-ilibrary.org/employment/automation-skills-use-and-training_2e2f4eea-en

OCDE. (2019). El futuro del trabajo. Obtenido de Universidad de Celaya: http://www.udec.edu.mx/publicaciones/OCDE/Futuro_del_trabajo.html#p=13

Deja una respuesta